Álamos de Meli-Tue

Buenas prácticas de Calidad Turística

Que son las prácticas de calidad turística.

Las Buenas Prácticas de Calidad Turística son una oportunidad única para consolidar la oferta turística y ofrecer una imagen de destino sólido y consolidado. Son además una metodología de trabajo que forma parte del Modelo Español de Aproximación a la Calidad Turística Español, gracias a un acuerdo suscripto entre la Secretaría General de Turismo de España y la Secretaría de Turismo de Argentina a principios de 2007, en él se realiza el traspaso de tecnología a la Argentina.
Las Buenas Prácticas se desarrollan en 3 etapas a lo largo de 4 meses, en los que tienen lugar: sesiones formativas para transmitir conocimientos generales de la actividad turística y específicos aplicables a cada uno de los sectores relacionados con el turismo; visitas de asesoramiento técnico a las empresas beneficiarias para comprobar el grado de aplicación de las recomendaciones dadas en las sesiones formativas; talleres colectivos de dudas-soluciones para poner en común y despejar cualquier duda que haya podido surgir entre los participantes en el transcurso del proyecto.

Objetivos y beneficios.

Las Buenas Prácticas tienen como propósito aumentar la competitividad del destino, mediante la mejora de la profesionalización de las empresas y servicios turísticos y la iniciación en la gestión de la calidad.

Entre los principales beneficios se destacan la formación y capacitación de los agentes implicados, la promoción de la cultura de la calidad, la mejora de la satisfacción de los visitantes así como de los índices de fidelización hacia el destino y el reconocimiento a la participación tanto de las personas como de las empresas, mediante la obtención de distintivos que acreditarán el valor agregado de implementar las Buenas Prácticas de Calidad.